Blog
cultivar plantas casa huerto
Curiosidades

Las Mejores Plantas para Cultivar en Casa (I)

09 sept. 2020

“Cultivar tu comida es como imprimir tu propio dinero”. Esta famosa frase de Ron Finley (de quien hablaremos más adelante) es muy usada para defender la utilidad del cultivo en casa. De esta forma podemos desarrollar una afición saludable que nos permitirá redescubrir el verdadero sabor de algunos alimentos, nos hará ahorrar, tener una dieta sana o reducir nuestro impacto ambiental, entre otras muchas ventajas.

"Cultivar tu comida es como imprimir tu propio dinero" - Ron Finley

Hoy 9 de septiembre, día internacional de la agricultura, te traemos la primera edición de una serie de artículos donde conocerás 5 plantas que puedes cultivar en el hogar y que podrás añadir a tu dieta para disfrutarla como nunca antes, pero primero: 

¿Qué se necesita para tener un huerto en casa?

Tener tu propio huerto en casa es algo que no requiere de una enorme cantidad de espacio como puede imaginarse en un primer momento. Por el contrario, es suficiente con un pequeño lugar en el balcón o unas cuantas macetas colgando en la ventana. Para poder disfrutar de un huerto en casa principalmente necesitaremos 3 cosas:

Un recipiente: En un principio se nos viene a la cabeza una maceta, pero si no tenemos podemos crear originales “macetas” de diferentes tamaños según las necesidades de las plantas que vayamos a cultivar, y para ello podemos servirnos de diferentes objetos como cajones, garrafas de agua recortadas, botes de pintura… puedes dar rienda suelta a tu creatividad. Para que las plantas tengan un desarrollo correcto los recipientes deberían tener bastante profundidad, aunque esto depende del tipo de planta que vayamos a cultivar. Además, deberás hacer agujeros en tus macetas para facilitar el drenaje.

Todo puede ser una maceta, tú pones el límite

Abono y tierra: Gracias a los cuales las plantas podrán obtener los nutrientes necesarios para su crecimiento. Normalmente puedes encontrarlos en el supermercado, pero también online o en tiendas especializadas.

Plántulas o semillas: Ambas son válidas, pero siempre es más recomendable las semillas cuya procedencia sea orgánica.

Es posible que dependiendo del tipo de planta necesites un almácigo. Estos son pequeños recipientes donde germinar la planta como paso previo a su cultivo en maceta, jardín o huerto. Este vocablo proviene del árabe, concretamente de la palabra almástaka que significa campo sembrado.

También necesitarás algunas herramientas que te facilitaran las tareas del cuidado de tu huerto, como guantes, regadera o pala de plantar. No olvides escoger una zona que reciba mucha luz natural, ya sea directa o indirecta, durante el máximo número de horas posible.  

5 plantas para cultivar en casa:

Una vez tenemos todo lo necesario para comenzar a cultivar nuestra propia comida, debemos elegir qué plantas queremos cultivar. En este artículo os traemos 5 plantas cuyo cultivo puede desarrollarse en casa para poder disfrutar de ellas en nuestra dieta:

Tomates ¿Cómo cultivarlos en casa?

En primer lugar, debemos conocer la diferencia que existe entre dos grandes grupos de tomate: Los determinados y los indeterminados.

Los tomates determinados son plantas compactas y ramificadas que no necesitan poda y cuyo crecimiento es limitado. Por ello son perfectos para el cultivo en una maceta en casa. Los tomates indeterminados son aquellos que cuentan con un crecimiento ilimitado y requieren un mayor espacio. Es el tipo de tomates que se utiliza en los huertos. 

Para cultivar tomate en rama, debemos escoger una maceta o recipiente más profundo que ancho. Podemos germinar las semillas previamente y después trasplantarlas a nuestro macetero.

¡Puedes germinar tomates de supermercado en casa y cultivarlos fácilmente!

Ya que el tomate no tolera bien el frío, la mejor época para la siembra es al inicio de primavera. Primero, germinaremos las semillas en un almácigo. Esto se debe hacer entre 6 y 8 semanas antes a la última helada de la temporada. 2 o 3 semanas después de la siembra, debemos trasplantar los botes a un recipiente algo mayor, y 1 semana después de la última helada podemos plantar las pequeñas tomateras en un macetero grande o en el huerto. 

Es muy importante que la tomatera esté en un lugar que reciba mucho sol (mínimo 6 horas diarias). La tomatera necesita tener las raíces calientes, por lo que la planta debe crecer erguida para que la tierra reciba calor directamente, evitando la sombra de la propia planta. También podemos arrancarle las hojas inferiores para este propósito. 

Riego: Para el riego de la tomatera debemos tener en cuenta un factor muy importante: sus hojas son muy propensas a las enfermedades, por lo que debemos evitar mojarlas durante el riego. Podemos regar las tomateras 3 veces por semana, con unos 1.5-2 litros de agua por riego (para las tomateras adultas).

Ya que la tomatera es una planta trepadora, es ideal colocarle un soporte vertical junto a ella al plantarla en su lugar definitivo. A medida que crezca, deberemos ir amarrándola al soporte para dirigir su crecimiento.

Si hemos seguido todos los pasos correctamente, 3 meses después de su plantación podremos disfrutar de nuestros propios tomates de rama.

Podemos comprar las semillas o directamente seguir este truco del vídeo a continuación para germinar un tomate de supermercado: 

Aguacates ¿Cómo cultivarlos en casa?

El aguacate es una pieza clave en una dieta sana por sus aportes nutricionales y por su rico sabor. Conseguir una planta de aguacate no es tarea fácil, pero siguiendo estos pasos lograras tenerla en una maceta en casa. Si no consigues que germine a la primera no desesperes, vuelve a intentarlo hasta que lo hayas conseguido.

¡Haz realidad el sueño de tener un aguacatero en casa!

Pasos a seguir:

  1. Sacar el hueso del aguacate y limpiarlo
  2. Clavamos palillos en la mitad del hueso para lograr una cruz
  3. Colocamos el hueso con los palillos clavados en un vaso y lo llenamos hasta que cubra la mitad del hueso.
  4. Debemos dejar el vaso en un lugar que reciba mucha luz. En unas 3 o 4 semanas, la raíz de nuestra planta habrá salido.
  5. Cuando crezca la raíz (al alcanzar unos 10 centímetros) sacaremos la pepita del agua y le quitaremos los palillos.
  6. Plantamos el hueso con su raíz en una maceta con tierra, de tal forma que la mitad quede dentro de la tierra con la raíz y la otra mitad fuera. Debemos mantener el sustrato húmedo para que la planta crezca bien, pero es muy importante que no se encharque.
  7. Pasado un mes aparecerán las primeras hojas de nuestra planta de aguacate.

Este vídeo te ayudará a entender perfectamente cómo seguir los pasos:

 

Algunos consejos para el cultivo de aguacate en maceta:

  • Lo ideal es contar con una maceta con unos 60 litros de capacidad. Esto no quiere decir plantarla en semejante recipiente desde el primer momento. Podemos ir realizando trasplantes según la planta lo vaya necesitando, hasta llegar a esas dimensiones.
  • El drenaje es muy importante, por lo que debemos utilizar un sustrato que permita un buen drenaje.
  • Se recomienda una poda anual una vez tengamos un árbol de aguacate, manteniendo la forma redonda y ramificada.
  • Al ser adulto, el aguacate aguanta bien las heladas leves. Sin embargo, mientras es joven es necesario mantener la planta protegida de las condiciones de frío o calor extremas.
  • Un exceso de riego pudrirá las raíces. Para saber cuándo regar debemos fijarnos en la tierra (regando cuando esté seca) y en las hojas (si están amarillas la planta tiene mucha agua, si están marrones la estamos regando poco).

Pimientos. ¿Cómo cultivarlos en casa?

Cultivar pimientos en casa es muy sencillo. Requiere un trato muy similar al de la planta de tomate, de la que hemos hablado al comienzo del artículo. El momento ideal para sembrar las semillas de pimientos es de 8 a 10 semanas antes de la última helada de la temporada. Se deben colocar varias semillas de pimiento en un macetero con tierra, que dejaremos en algún lugar protegido del frío. 

El pimiento requiere unos cuidados muy similares al tomate

Cuando las pequeñas plantas de pimiento hayan superado los 15 centímetros de alto se sacan las más débiles para dejar las más fuertes. Luego éstas las traspasamos a nuestro huerto o algún macetero de destino.

Riego: En general, no necesitaremos regar mucho nuestras plantas de pimiento. De igual forma que el tomate, será suficiente unas 3 veces por semana, aunque las daremos mucha agua en el momento del riego. Hay que tener mucho cuidado de no mojar los frutos de la planta, ya que pueden pudrirse.

El clima afectará al sabor de los frutos. En veranos muy soleados el sabor se potencia, mientras que en veranos fríos y húmedos los frutos pierden sabor. 

Este vídeo explica fácilmente cómo germinar semillas de pimientos con dos métodos diferentes:

Ajo ¿Cómo cultivarlo en casa?

El ajo es considerado uno de los alimentos más saludables para nuestro organismo. Además, es la base de gran cantidad de platos. Por ello no podía faltar en esta selección de plantas para cultivar en casa.

¡Cultivar ajo en casa nunca fue tan fácil!

Para cultivar ajo necesitaremos una tierra muy fértil. Por ello es recomendable utilizar una buena cantidad de compost para un cultivo correcto.

Primero deberemos plantar los bulbos (dientes) del ajo directamente en la tierra. Se deben introducir en hoyos de 2,5 cm de profundidad. La parte puntiaguda de los dientes de ajo debe quedar hacia arriba. 

Si queremos plantar ajo en macetero se recomienda que el macetero tenga por lo menos una profundidad de 25 centímetros y un volumen de 3 litros por cada ajo. Si queremos plantar 3 ajos necesitaremos un recipiente de 9 litros. Elegiremos un lugar lo más soleado posible.

Podemos plantar ajos en primavera o en otoño. Si plantamos en primavera podremos recolectar en otoño. Si por el contrario plantamos en otoño podremos tener ajo todo el año, pero sin olvidar que la planta no resistirá mucho frío o un invierno muy fuerte. 

En cuanto al riego, debemos procurar que el sustrato esté húmedo, pero no empapado. Regaremos teniendo eso en cuenta y dependiendo del clima. 

Con este vídeo podremos ver cómo plantar ajo en nuestra casa de manera fácil:

Zanahorias ¿Cómo cultivarlas en casa?

La zanahoria es rica en potasio y fósforo, aporta vitamina A al organismo y fortalece el pelo y las uñas, entre otros muchos beneficios. Podemos obtener todas estas ventajas cultivando la planta en nuestra propia casa, siguiendo unos sencillos pasos.

Las zanahorias aportan numerosos beneficios al organismo

La zanahoria precisa de espacios profundos de tierra, con un mínimo de 25 centímetros de profundidad en el macetero o recipiente que escojamos para su cultivo. Además, es ideal utilizar estiércol o compost para su cultivo. 

Deberemos plantar las semillas directamente en la tierra. Haremos un surco en la tierra de un 1 cm de profundidad. En el surco depositaremos las semillas de manera abundante, entre 4 y 5 semillas cada 2,5 centímetros. Después taparemos el surco con tierra. 

Sembraremos en primavera, otoño o invierno, ya que la zanahoria es una planta de clima frío, aunque le gusta mucho el sol por lo que deberemos situarla en un lugar soleado o que reciba muchas horas de luz. 

Riego: Tenemos que mantener siempre húmeda la tierra donde hayamos plantado nuestras semillas de zanahoria. Pese a ello, deberemos tener cuidado de no encharcarla. No basta con un riego superficial, tenemos que conseguir que el agua penetre en profundidad. 

Este video te ayudará a seguir todo el proceso para poder cultivar tus propias zanahorias:

Estas son solo algunas de las muchas plantas que podemos cultivar en nuestra propia casa. En la próxima edición os traeremos otras 5 plantas más para que podamos ampliar nuestro huerto casero como más nos guste. En los últimos años los huertos urbanos se han convertido en todo un fenómeno social con exponentes como Ron Finley, quien se define a sí mismo como “Jardinero de Guerrilla”. Ron realizó una TED TALK en 2013 donde expone los beneficios que los huertos urbanos pueden ofrecer a la sociedad. Sin duda merece la pena verlo, puedes hacerlo haciendo click aquí.